Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

La credencial de peligrosidad del pensamiento retrógrado nos dice que ser un estudiantes que reclame justicia ante el derecho pisotiado por el gobierno y directivas dictatoriales y fascistas, significa ser señalado de terrorista, con lo que buscan justificar la represión, la torutra y el asesinato, al tiempo que ejecutan campañas planificadas para aniquilar el pensamiento crítico.

Ésta es la estrategia del gobierno que busca arrasar con las libertades públicas, insultando a los que no están con él, fabricando falsos estallidos bomba, mientras pretende cerrar la boca a los que calumnia, para que éstos aparezcan como culpables ante la opinión pública. A ello también se le prestan los grandes medios de comunicación, coreando desatinados comentarios y absurdas hipóteis de prevención estatal ante la "inflitración de agentes del terrorismo" en la universidad pública. Para terminar el show mediático, el turno le corresponde al bufon del circo, el vicepresidente Santos, que sale a declarar la necesidad de las bayonetas militares y de la policia en las universidades para actuar en contra de los estudiantes.

Mientras ellos siguen creyendo o al menos, intentando hacer creer que las luchas que el pueblo viene desarrollando son caos aislados del terrorismo, el pueblo continua organizándose desde la cladestinida, elevando su carácter combativo. Finalmente ese 12 de Octubre los estudiantes solo refrendamos y ratificamos nuestro compromiso por la construcción de la Nueva Colombia. Revista Dignidad N°3

Reacciones: