Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen


La independencia fue una palabra que muchos aprendimos en los salones de clase del colegio, mientras otros muchos la aprendían por la televisión o la escuchaban entre el retumbe de las botas militares del desfile que hace el ejercito, pues hay que mostrar la independencia y que mejor forma que mostrando los tanques, el armamento y los militares, esos que en estos últimos cuatro años han hecho posible la seguridad y la democracia. A pesar de esta muestra de independencia, proponemos escuchar más allá de los furibundos discursos con acento paisa, a ver más allá de los tanques para analizar lo que realmente significa independencia y su pequeña hermana gemela soberanía.

A muchos se nos metió en la cabeza que la independencia en Colombia es un chiste, un mal chiste, una pésima ilusión y sobretodo una gran mentira. Hoy no vamos a contar historia patria. Nuestra intención es hablar de un murmullo que se comenzó a escuchar hace corto tiempo, un murmullo que se volvió en una verdad decidida; Los escritorios del pentágono desde finales del año pasado se cubrieron de planes y papeles, de repente se confirmo el acto: la negociación, esa base militar que se ubicaba en la costa del pacifico ecuatoriano recibiendo el nombre de Manta y bajo el manto de los soldados gringos se administraba pasaría a funcionar a Colombia ¡pero tranquilos! Gritaba el ministro militar a la oposición y a los sectores críticos de ésta nación no va ser una base militar de control norteamericano, van a ser tres bases: Malambo, Palanquero y Apiay desde donde estos soldados de plomo fundido van a operar. ¿Pero y que tiene que ver la independencia? Alguna vez nos dijeron que la independencia nos la habíamos ganado los latinoamericanos, lo habíamos hecho en los campos de batalla, un puñado de subyugados venció a uno de los ejércitos coloniales mas poderosos y ahuyentamos sus carabelas. A pesar de que las expulsamos hoy las cambiamos por m16, aviones Awac por formación que se le dio a nuestro ejercito, que precio y que interés tienen estos supuestos acuerdos de cooperación, no necesitan invadirnos como lo hicieron en Irak ó Afganistán porque el gobierno y la oligarquía no se quieren bajar del bus, pero si tienen que advertir sobre su control en el continente , si tienen que entrenarse en la “doctrina de guerra perpetua” que fue implementada en Colombia y a permitido consolidar zonas como la cerrania de la macarena que fue durante largos años bastión de la insurrecta resistencia, tierra arrasada fue la ley de las fuerzas armadas: los ricos que se ocultan a tras del gobierno norteamericano mandan también a sus tropas a entrenar sobre estrategia que ha funcionado para ellos y para el pueblo ha costado vida y han generado el terror del despojo y el desplazamiento.

¿Controlar el pacifico y las rutas del narcotráfico? Como una de esas mágicas rarezas que suceden ocurrir ninguna de las tres bases: Malambo, Palanquero y Apiay, están ubicadas en el pacifico colombiano- por ejemplo la base de palanquero se ubica en Cundinamarca, la de Apiay en el meta y por ultimo Malamabo que esta en el departamento del Atlántico , se desdibuja la posible justificación y nos demuestra su verdadera necesidad.

Transnacionales: la producción agrícola el capitalismo no se deja ahogar y la política del mal vecino convertirse en Caín

Si algo a realizado el plan Colombia es el despojo, las zonas de guerra que fueron controladas por la guerrilla por largo tiempo con las mismas zonas que históricamente fueron abandonadas por el estado y que maravillosamente son las mas ricas en materias primas de ésta productiva tierra, con la aplicación del plan Colombia en su primera fase se busco y logró despojar de sus pequeñas fincas a miles de campesinos que terminaron tortuosamente viviendo el desplazamiento, el ejercito junto con el paramilitarismo uso el asesinato, la desaparición y la tortura como mecanismos para llegar a su anhelado fin: el control de una basta extensión de zonas productivas sin presencia de insurgencia para suplir las necesidades de el capitalismo, que no se quiere dejar ahogar y en éste momento se vuelca a la producción de agro combustibles. Para la muestra un botón la embajadora Noemí Sanín para finalizar su gestión junto con el ministro de minas y energía ofrecieron 6 millones de hectáreas ubicadas en los departamentos del: meta, vichada, Guaviare, Casanare, cauca y valle del cauca a las transnacionales inglesas que tienen el negocio de la agro industria, invitamos a que comparemos estas zonas que pretender ser entregadas al imperialismo con el mapa de desplazamiento de la ultima década, así como de aplicación del plan Colombia y la operación del paramilitarismo.

Bajo la justificación de la lucha contra el narcotráfico los poderosos del lejano norte han accionado en este olvidado rincón de América latina, como el fantasma del comunismo en los 80s hoy el monstro aterrador del terrorismo y el narcotráfico son la justificación para perpetuar su dizque ayuda ó mas bien para consolidar su dominación.

Es un acuerdo que ya existía y simplemente vamos a profundizar- nos dice el canciller, claro que sí, profundizar la presencia permitir que sigan paseando como Pedro por su casa 800 militares y 600 “contratistas” del ejercito que con napalm quemaba la piel de los vietnamitas, al tiempo que financiaba y entrenaba a la contraguerrilla en la triunfante Nicaragua sandinista, el mismo ejercito yanqui que entrenó a nuestra policía en métodos de tortura para que los interrogatorios fueran efectivos. Este acuerdo no es más que una pequeña muestra la profundización mas exactamente -como lo dice el canciller- de un acuerdo, un acuerdo del que hicieron parte el imperialismo norteamericano y la oligarquía colombiana, es un compromiso de venta de lo poquito que le queda a esta sufrida masa de ignorados. Sin embargo este 20 de julio saldrán los militares y habrá un discurso recordándonos lo independientes que somos, tan independientes que no podemos decidir lo que nos va a ocurrir. A eso es lo que se le llama soberanía, a la capacidad de que los pueblos no solo puedan decidir sobre su fututo sin que nadie les este obligando a hacerlo, si no que adicionalmente puedan decidir basados en sus intereses objetivos es decir en su necesidades. Capacidad que nunca a existido que a sido robada y asesinada por esta perpetua lucha de clases en la cual solo los ricos van ganado.

Encontramos otra razón que la geografía y la política nos explican de forma contundente, la esquina de América latina en la que nos ubicamos es estratégica para el control territorial pues permite la intervención en el Pacifico y en el Atlántico. Además ante ese vuelco reformista y progresista de Venezuela y Ecuador, entre tantos, preocupan bastante a los intereses norteamericanos, tiemblan y tiemblan cuando se comienzan a nacionalizar sus propiedades producto del robo y la explotación. Mantener la dependencia es la orden asignada al ejercito que defiende “the american way of live” (el estilo de vida americano). Entonces como en CAÍN debe comportarse Colombia, lanza en ristre sale el gobierno de los ricos a decir lo terrorista que es Rafael correa lo genocida del gobierno de Chaves, como Caín que ayuda a matar los procesos de los pueblos hermanos, como un Caín que permite el uso militar de su territorio para intimidar (entrenando a ejércitos, paramilitares colombianos y grupos contrarrevolucionarios para el ataque a Venezuela y Ecuador) a pueblos que están transformando su estado para ahora sí hacer efectiva esa segunda y real independencia: la independencia económica y política. ¿No será un ataque permitir la instalación de equipos de inteligencia como los aviones Awac que fácilmente cruzan los países sin ser detectados? No solo es un ataque a la soberanía es un ataque a los pueblos que avanzan y ojala profundicen su caminar. Recordamos entonces que los ejércitos son solo instrumentos de la clase dominante, no nos dominan con rosas y con la razones nos dominan con la fuerza y el miedo.

Seria igual de mentiroso decir que nuestra soberanía esta en juego no ella nunca a existido, a sido abusada tantas veces que seria iluso pensar que ha tenido lugar en algún momento, lo que si decimos gritando y luchando es que necesitamos liberar nuestra nación impedir que esas dichosas bases sean usadas por los jinetes de la muerte, de impedir que las decisiones sobre nosotros sean tomadas en Washington o en restaurantes de otros países entre una o dos personas que nunca se han cansado de vender lo que no es suyo, pero que han arrebatado.

Nosotros estudiantes, que nos ponemos del bando de los explotados llamamos al boicot organizado, al combate callejero estructurado, a la movilización. Hacemos un llamado a articular la resistencia, a ponernos en la línea del frente contra el imperialismo, se nos impone la toma de una decisión a qué estamos dispuestos será ¿a ver la muerte, sufrir la dominación y condenar las bases militares? ó ¿será a atacarlas a impedir su presencia, a luchar por vida, por la dignidad A LUCHAR POR LA LIBERACION NACIONAL?


POR LA VIDA, LA CULTURA Y LA LIBERTAD…
VAMOS JUNTOS COMPAÑEROS
¡A ESTUDIAR, A EDUCAR, A TRABAJAR Y LUCHAR POR LA LIBERACION NACIONAL!


FRENTE ESTUDIANTIL REVOLUCIONARIO SINPERMISO
30 AÑOS

Reacciones: