Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen


“Los dolores que quedan son las libertades que faltan”


La toma era pacífica, no entendemos por qué la represión cuando la petición es justa y tiene el apoyo de los santandereanos que también sienten como suya la Universidad Industrial de Santander. Eran las 3:00 pm, después de un día muy agitado, cansados y con hambre nos disponíamos a almorzar… pero no se pudo. Llegó un alto comandante de la policía y empezó a regañar a sus subordinados porque la calle estaba ocupada aún por los estudiantes y como si hubiese sido orden de la mamá inmediatamente el Escuadrón Móvil Antidisturbios emprende una represión absoluta, bolillo, gas, puños patadas y una persecución que llegó más allá de la carrera quince. Tumbaron la olla del sancocho que no le quedaba sino 10 minutos para estar lista. Tarde nos vinimos a dar cuenta que todo hacia parte de un plan, pues la policía se enteró que venía una marcha de los sindicatos programada hace varios día, pero viendo la situación de los estudiantes de la UIS, decidió llegar a poyar la toma de la Iglesia La Sagrada Familia y a acompañar al estudiantado reunido frente al parque Santander.


La lucha no acaba aquí, esto apenas empieza. Como vemos, ellos son capaces de hacer cualquier cosa para mantener a su títere en el poder, pues presuponen que este les seguirá dando las prebendas que les venía dando, porque esa sería la única razón para que se les haga necesario tomar este tipo de medidas dignas de aquellos personajes como Uribe y José Obdulio que el consejo académico tanto deben admirar.


“A la burla responderemos con revolución”

Manifiesto de Códoba


Reacciones: