Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen


Hoy se llevó a cabo una audiencia por vencimiento de términos (lo que significan los diferentes tipos de audiencias lo he comentado en anteriores informes) a las 8:30 de la mañana, en la estación de policía del Lido. En la audiencia se solicitaba libertad porque ya han transcurrido 90 días (que exige la norma) desde el escrito de acusación y no se ha colocado fecha para el juicio oral. El escrito de acusación para este caso fue el 3 de mayo de 2008 y a hoy 24 de diciembre no se sabe nada del juicio oral.

El abogado defensor Juan Carlos Verutti manifestó que ya han pasado 98 días hábiles (con unos descuentos legales que hacen) o 150 días corrientes hasta la fecha.

El fiscal acusador luego de una explicación poco coherente dijo que para la Fiscalía, Andrés llevaba detenido 57 días hábiles. ¡Como si en la cárcel solo se estuviera recluido de lunes a miércoles!

A las 9:45 de la mañana hubo un receso donde el juez analizó las pruebas de lado y lado y a las 10:40 de la mañana que se retoma la audiencia, el juez dice de manera emotiva que ni un lado ni el otro tiene la razón e indica que según sus cuentas van transcurridos desde el 3 de mayo, 112 días hábiles y 180 días corridos calendario, por consiguiente marcando las 11:13 minutos de la mañana de mi celular, el Juez 12 Penal Municipal Oscar Marino Gil enmarcado como Juez de Garantías decreta la libertad inmediata para nuestro compañero Andrés Palomino.

Aunque hay más detalles de la audiencia, considero que lo descrito anteriormente resume el espíritu de lo sucedido el día de hoy.
Depende del papeleo Andrés a las seis de la tarde de hoy ya estaría fuera de la cárcel, de lo contrario su libertad física se daría el viernes 26 de diciembre, ya que mañana es festivo.
Es de anotar que el juicio oral que es definitivo todavía queda pendiente, como van las cosas tal vez no pase de un mes y medio.

Excusas por el informe algo tácito, pero lo que sucede es que quiero informar lo más rápido posible, ustedes comprenderán.

¡Que tal ese Niño Dios!
Luis Fernando Potosí Guzmán
Est. de Ingeniería Sanitaria.

Reacciones: