Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

El grupo de abogados defensores de los intereses de la familia del estudiante asesinado Johnny Silva, descubrieron, luego de 5 años, que uno de los tres policías involucrados en la muerte del joven, presento una cedula falsa que no corresponde con la verdadera identidad del uniformado. El padre de la víctima, Wilman Silva califico como Descarado y grosero que después de tanto tiempo ''ni la fiscalia, ni la procuraduria, ni los abogados se hallan fijado en que el uniformado ingreso al proceso una cedula falsa''. Los abogados confirmaron que PEDRO ANTONIO CUADROS, el uniformado que habría accionado el disparo sobre la humanidad del joven, de acuerdo a la información de la comisión de la verdad del caso, presento una cedula falsa de No. 7.186.127 de la ciudad de Tunja, que no corresponde a la verdadera identidad del portante que en realidad es EDGAR ANDRES BARON SAENZ. Jorge Molano, defensor del caso, dijo que el delito tipificado en este caso es FALSEDAD EN DOCUMENTO y tendría varios propósitos: Moverse fuera del país sin inconveniente; debido a su alto grado de responsabilidad, esquivaría una medida de aseguramiento y lograr escalar posiciones dentro de su institución al no figurarle antecedentes disciplinarios.

Reacciones: 

1 Comment

  1. Anónimo Said,

    tombos hijueputas, han querido desde siempre la IMPUNIDAD del caso. VAMOS A EMPUTARNOS y volver mierda la pasoancho.

    NO NACI PARA-MILITAR

    Posted on 4 de octubre de 2010, 8:08:00 GMT-5