Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen


Por estos días alrededor de los cimientos de la suciedad se despiertan los recuerdos de resentimientos, de tristezas, de los martirizados, que nos hacen hervir las venas, que nos revuelven el estomago y furiosos sacamos gritos de lobos pronunciando sus nombres, esos nombres que cada minuto alargan las listas de los caídos, los desaparecidos y los vendidos.

Tantos pensamientos echados a caminar por los cementos de la ley, tanta esperanza puesta en la verdad del amor, tanto sudor escurrido sobre los pupitres con el ideal de no tener mas miedo, tanto de tantas cosas y momentos vividos con esos hombres, mujeres y niños cuyos nombres son ahora utilizados como pretexto de lastimas o protagonismos por quienes se escondieron dejándolos solos, con frio, humillados en los muros.


Cuando será el día en que en lugar de encerrar sus nombres en las frases de cajón en una marcha recordemos las palabras de sus mentes, cuando llegará el momento que en vez de promulgar los motivos de sus muertes sembremos en los demás los motivos de sus vidas, cuando será que dejaremos de ensuciar en llanto de sus madres con las muertes de otros hijos.


Recuerdo ahora una frase que escuche hace tiempo en algún lugar: “es un gran sacrificio morir por el pueblo, pero es un sacrificio más grande sobrevivir junto a él.”

A los estudiantes que siguen en pie.


Medio De Difusión Para La Libertad De Expresión
www.larivoluzione.tk
larivoluzione@hotmail.com

Reacciones: