Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen


Respetuoso y cordial saludo, extensivo a todos los compañeros y camaradas de la organización estudiantil (U I S)

Ninguna nueva olla podrida que se le destape a la rectoría del criminal Jaime Alberto Camacho sacudirá al Consejo Académico ni mucho menos al Consejo Superior UIS, ya que desde la Casa Narco-Presidencial de Nari hay una mandato especifico de perseguir al movimiento estudiantil y de amordazar a la universidad pública, lo cual se ve plasmado con el atornillamiento de siniestros personajes en las rectorías de cada uno de los claustros universitarios.

La perversa y habitual estrategia de mandar a vacaciones pretende dividir al estudiantado, y hace parte de la manipulación de la verdad como modus operandi para perpetuar a punta de bala y de amenazas la política paramilitar en los cuerpos colegiados de la universidad. Es la hora de que los 3 estamentos universitarios de la UIS-estudiantes, profesores y trabajadores- miremos y analicemos con seriedad lo que está aconteciendo en el ALMA MÁTER, en ninguna país del mundo salvo en Colombia se permitiría una rectoría de una universidad con para nexos delincuenciales, la cual ha venido abusando repetidamente de la comunidad sin ningún tipo de recato desde hace más 10 años.

No debemos continuar avalando las acostumbradas e inertes propuestas de esta administración anacrónica que solo buscan desencuadernar la calidad académica de nuestro claustro, a costa de favorecer los intereses ruines de su circulo de esbirros y paramilitares vestidos de paño, los cuales cargan a sus espaladas con miles de delitos.

Durante el año 2007, 2008 y lo que va del 2009 la Universidad Industrial de Santander ha sufrido una secuencia de atropellos no solo a la democracia, sino además a la vida misma, y todos ellos auspiciados y permitidos por las altas esferas de la administración encabezada por Sergio Isnardo Muñoz, Álvaro Gómez Torrado, Iván Rojas y la “señora” Olga Cecilia Gonzales, los cuales hacen parte del aparato policiaco que tiene la actual rectoría.

Estos son los verdaderos terrorista, los que están encubriendo a los “nuevos” paramilitares, las Águilas Negras que amenazan y asesinan a líderes estudiantiles, sindicales, sociales y a opositores del gobierno de Uribe Vélez, y son los mismos que anhelan continuar gobernando para impedir y torpedear los inevitables cambios que requiere la universidad.

Tengan la seguridad que todos juntos haremos renunciar a esta cofradía que defiende la nefasta administración de Jaime Alberto Camacho, sigamos tejiendo con el grueso del estudiantado medidas de presión sin dejar a un lado la concientización de las bases estudiantiles en aras de seguir cimentando nuestra unidad.

Hasta la victoria siempre camaradas, ni un paso atrás.

Hemos jurado vencer y lo haremos.

FRENTE ESTUDIANTIL-UIS

Reacciones: