Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Los estudiantes rebeldes hacemos un llamado a toda la juventud bogotana para recibir con solidaridad a la Minga Indígena (que se prevé, llegará el día 21 de noviembre) en Bogota. Cerremos filas contra los violadores de derechos humanos que hoy se atrincheran en la Casa de Nariño. Al igual que Cali lo hizo, Bogota debe demostrar que aquí hay consciencia, que aquí hay humanidad, que no estamos tan dormidos como los poderosos quisieran que estuviéramos.

Uribe y su patético ministro de agricultura anhelan una crisis humanitaria en Bogota. Ellos hoy rezan a su dios por mucha lluvia, frío y, sobre todo, indiferencia para el día 21. Ellos esperan que nuestros hermanos indígenas se vean forzados a devolverse a sus tierras sin haber ganado nada, empujados por las duras condiciones de la capital colombiana.

Acabemos con ese sueño perverso. Hagamos sentir a los valientes luchadores indígenas como en su casa. Los jóvenes bogotanos deben darle un ejemplo al mundo recibiendo con mucha solidaridad a los 20 o 30 mil indígenas que lleguen a nuestra tierra. Por que la ciudad es nuestra y de todos, y hay que recuperarla para nosotros y para todos. No es del presidente ni de ningún ministro. ¿Que mejor manera de demostrarles a estos terratenientes resentidos que la ciudad es nuestra y de todos si no recibiendo con “bombos y platillos” a unos inquilinos no deseados por el poder?

Los miles de valientes indígenas que integran la Minga: hombres, mujeres, niños y ancianos, llevan levantados luchando desde el pasado 12 de Octubre. Vienen cansados, muy fatigados, hambrientos, dolidos de dormir en el piso y recibir palo, machete y bala de la policía y el ejército. Su alma guerrera forjada por 500 años de resistencia, su sangre rebelde descendiente de Manuel Quintín Lame y su rabia disparada por el maltrato del gobierno paramilitar los conducen desde lejanas partes del territorio colombiano hacia Bogota, y acá serán recibidos como se merecen: con apoyo, solidaridad, y dignidad rebelde.



¡¡¡NUESTROS SUEÑOS, SUS PESADILLAS!!!
Movimiento IRA

Reacciones: