Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

El asunto en Colombia, no es la falta de herramientas y estrategias Pedagógicas para formar ciudadanos, el problema en Colombia es el hambre, la miseria, la desigualdad social, las masacres, la ausencia de políticas educativas, entre muchísimas otras y eso no se puede tapar con un dedo más aún cuando nuestros estudiantes de universidad pública e incluso privada tienen que ir a sus claustros académicos, con hambre, desolación y desesperanza, porque sus esfuerzos personales y familiares sobrepasan la lógica real del acceder a la educación como un derecho fundamental.

La capucha es una forma de hacer política, de simbolizar y demostrar la clase de país en el que vivimos, para eso sólo basta con revisar las estadísticas sobre el número de estudiantes asesinados y desaparecidos en Colombia. Y si eso fuese a cambiar y nuestra Ministra de Educación estuviese dispuesta a asumir las implicaciones de lo que significa hablar en Colombia sin capucha, los estudiantes y profesores estamos dispuestos a dar el debate de ideas sobre nuestras simpatías con organizaciones como las FARC, el ELN y el EPL. No siendo milicianos, ni guerrilleros en cuestión, estamos dispuesto a generar el debate, convencidos de la necesidad de construir conocimiento referente a tal sentido. ¿Pero quién se responsabiliza de nuestras vidas y las de nuestras familias?. Leer Más

Los encapuchados de la Distrital y las noticias

Fuente: RPASUR

Reacciones: